El golfo de Nápoles contiene varios lugares muy interesantes: Pompeya, Herculano, Sorrento, el Vesubio, Capri, Ischia, por no hablar de la Costa Amalfitana que, aunque en sentido estricto fuera del golfo, está a un paso de Sorrento. Con tantos sitios que visitar, Nápoles es una escala de crucero bastante popular en el Mediterráneo Occidental. Sin embargo, la mayor parte de los viajeros no se quedan en la ciudad. Es una pena, pues Nápoles tiene muchísimo que ofrecer.

La terminal marítima de Nápoles está situada en el centro de la ciudad. Terminada en 1936, es un vestigio de los fallidos planes de Mussolini, que quería convertir a Nápoles en un puerto puntero del comercio colonial y mediterráneo. Sobrevivió a los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial y hoy se utiliza como terminal de cruceros. Su ubicación permite recorrer buena parte de la ciudad andando, sin necesidad de depender de ningún medio de transporte, haciendo de Nápoles una escala bastante cómoda si te gusta moverte a tu aire.

Terminal marítima Nápoles

Terminal marítima Nápoles.

En nuestro caso, optamos por dirigirnos en primer lugar hacia el suroeste, para recorrer el barrio de San Ferdinando, incluida una visita al Castel dell’Ovo. Después, atravesamos los Quartieri Spagnoli, para dirigirnos al antiguo Decumani, en el centro histórico de Nápoles. Finalmente, de regreso al barco, volvimos a hacer una breve incursión en los Barrios Españoles. Es imposible recorrer en una escala de crucero ni tan siquiera una pequeña fracción de los innumerables puntos de interés que tiene la ciudad, por no hablar del resto del golfo. Pero nos dio tiempo a visitar varios monumentos muy interesantes, recorrer sus animadas calles, degustar la pizza napolitana y, sobre todo, disfrutar de una ciudad con carácter propio.

Quarteri Spagnoli

Calle en Quarteri Spagnoli.

Nápoles es una ciudad de tópicos: sucia, peligrosa, con un tráfico infernal . . . Aunque algunos puedan tener un fondo de verdad, creo que principalmente son exageraciones. Con el que personalmente mas puedo estar de acuerdo es con el de la suciedad. En algunos barrios céntricos, la limpieza deja mucho que desear. Pero de ahí a decir que las calles están llenas de basura, hay un trecho bastante grande. También he visto comparaciones del tráfico de Nápoles con el de Saigón, realizadas por personas que probablemente nunca han visitado Saigón. Respecto a la seguridad, al menos de día y en el centro de la ciudad, no es muy distinta a la de cualquier otra ciudad del sur de Europa.

Piazza San Domenico

Piazza San Domenico.

Lo que sin duda es Nápoles es una ciudad tremendamente vital, cargada de historia  y cuyos habitantes tienen un carácter propio innegable. No tiene la impronta de originalidad del Palermo arábigo-normando, pero en cambio su época de prosperidad ha sido mas prolongada. Asombra, por ejemplo, la riqueza de su patrimonio barroco. Por supuesto, tampoco tiene la apabullante carga monumental de Roma, pero eso la libra de sus igualmente apabullantes aglomeraciones de turistas. Para mi es una ciudad imprescindible, tanto por su espléndido patrimonio histórico, como por la belleza de su hermoso emplazamiento, sin olvidar sus muy interesantes alrededores.

GuardarGuardar

Algunos vínculos útiles:

En el blog viajeroscallejeros hay varias entradas interesantes sobre Nápoles y sus inmediaciones: http://www.viajeroscallejeros.com/napoles-y-pompeya-en-4-dias/

Interesante también la entrada sobre Nápoles en Trip Troupe: http://triptroupe.com/lugar/Italia/N%C3%A1poles

En blog-italia.com, además de una guía de la ciudad, hay vínculos a otras páginas con información práctica sobre la ciudad: http://blog-italia.com/ciudades-de-italia/napoles

La página Naples: Life, Death & Miracles, aunque tenga un diseño un tanto arcaico, es una auténtica mina de información sobre la ciudad (en inglés): http://naplesldm.com/newwelcome.php

  • 2
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •