Un broch es un tipo de construcción de piedra que se da únicamente en Escocia. El vocablo parece ser una derivación del término burg, que en noruego antiguo sirve para denominar un pequeño torreón o recinto fortificado. Poco mas se sabe con relativa certeza de estas curiosas estructuras. No hay consenso entre los arqueólogos sobre su antigüedad, con dataciones que van desde el siglo IX AEC hasta otras que sitúan sus orígenes después de la invasión romana de Britania, en el siglo I EC. Inicialmente se pensaba que eran estructuras con propósito defensivo en las que, al estilo de los castillos medievales, podía refugiarse la población y el ganado en caso de invasión. Pero también hay quien los atribuye una funcionalidad estrictamente militar, mientras que otros arqueólogos simplemente niegan que tuvieran una función clara y uniforme en toda la geografía escocesa.

Camino de acceso al broch

Camino de acceso al broch.

El broch de Clickimin se encuentra en las afueras de Lerwick, en una península del loch (o lago) del mismo nombre. Antiguamente estaba unido a tierra por una estrecha calzada, lo que fortalecía su posición defensiva. Pero, en 1874, se desecó parcialmente el lago, cambiando la fisonomía de su conexión con el resto de la isla.

Acceso al recinto intermedio

Acceso al recinto intermedio.

Llegar es bastante sencillo. Aunque hay un camino mas corto, lo mas aconsejable es salir desde el puerto en dirección sur por Mounthooly Street, hasta encontrar Breiwick Road, y seguir ésta calle en dirección oeste. En nuestro caso, la ida la hicimos dando un rodeo aún mayor, pues aprovechamos para recorrer el saliente de The Knab. Breiwick Road transcurre paralela a la costa sur de Lerwick, ofreciendo un paseo muy agradable, con unas magníficas vistas de la bahía de Brei Wick. El trayecto es tan relajante que, a pesar de su escaso tráfico, reincorporarse a la carretera A969 supone todo un shock. Tras superar una rotonda y andar unos 200 metros por la A970, se llega a un camino señalizado, que sale hacia la derecha y lleva directamente a la entrada al Broch. En total, unos treinta minutos caminando sin prisas.

Camino intermedio

Camino intermedio.

El broch es de acceso libre, sin ningún tipo de vigilancia. Se puede deambular por sus galerías interiores o por los alrededores con la única salvedad, indicada en los carteles informativos, de no escalar sus frágiles paredes. Por lo demás, hay varios paneles en los que explican las diversas hipótesis sobre los orígenes y usos de la estructura. Dibujos describiendo posibles reconstrucciones de su estado original, así como reproducciones de grabados del siglo XIX, ayudan a poner el yacimiento en contexto.

Interior del broch de Clickimin

Interior del broch de Clickimin.

Estuvimos aproximadamente media hora recorriendo el broch, a la que hay que añadir una hora del trayecto de ida y vuelta. Con la excepción de una familia, que salió del recinto a los cinco minutos de nuestra llegada, estuvimos completamente solos, lo cual ayudó a que pudiéramos disfrutar del entorno con total tranquilidad. Una visita muy interesante, tanto por el atractivo del propio yacimiento como por el agradable paseo que dimos para llegar.

GuardarGuardar

Broch de Clickimin

Algunos vínculos útiles:

No he sido capaz de encontrar ninguna página en español digna de mención.

En inglés, se puede visitar la página oficial en https://www.historicenvironment.scot/visit-a-place/places/clickimin-broch/.

Undiscovered Scotland tiene una página con datos históricos: https://www.undiscoveredscotland.co.uk/shetland/clickimin/index.html.

En la web Canmore se puede encontrar abundante información: https://www.archaeologyshetland.org/single-post/2016/06/19/Site-in-Focus-Broch-of-Clickimin.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •