Nos levantamos algo tarde para lo que suele ser normal en nuestras vacaciones. En cualquier caso, a las 9:30 ya habíamos desayunado y estábamos en el exterior del hotel. Comenzamos el día dando un tranquilo paseo por Baniyas Road, en la orilla derecha del Dubai Creek. La calle está flanqueada por una hilera de edificios modernos (casi todo es moderno en Dubai) y, en el lado del agua, por una sucesión de barcos-restaurante que hacen recorridos principalmente nocturnos por la ría. De camino, estuvimos cotilleando en alguno por si nos seducía para cenar, pero ninguno nos atrajo.

Plaza Baniyas, Deira

Plaza Baniyas, Deira.

Nuestro primer destino era el zoco del oro de Deira, por lo que decidimos atajar por el interior del barrio, supuestamente una de las zonas mas antiguas de Dubai. Pero casi todo es moderno en Dubai. La única zona histórica que conozco en la ciudad es el fuerte Al Fahidi, de finales del siglo XVIII, en el que se ubica el interesante Museo de Dubai, y el pequeño barrio de Bastakiah, ambos ubicados en Bur Dubai, al otro lado de la ría. La Deira actual es poco mas que una sucesión un tanto caótica de calles con edificios sin ninguna gracia. El vertiginoso desarrollo de Dubai, centrado en el eje de Sheikh Zayed Road, parece haber dejado de lado a esta zona.

Zoco del oro en Deira

Zoco del oro en Deira.

Tras un breve paseo, llegamos al zoco del oro. En nuestra anterior visita a Dubai habíamos estado en el zoco de Bur Dubai, que no nos había gustado demasiado. El zoco de Deira nos gustó aún menos. Ambos son relativamente modernos (¿he dicho ya que casi todo es moderno en Dubai?), pero al menos en el zoco de Bur Dubai las tiendas de productos textiles dan un ligerísimo toque exótico. En Deira, ni tan siquiera eso. Ya se que es absurdo ir a Dubai pensando encontrar zocos como los de Marruecos o bazares como los de Turquía, pero sinceramente esperaba algo mas.

Cargando dhows en Baniyas Road

Cargando dhows en Baniyas Road.

Salimos del zoco y nos encaminamos de nuevo a la orilla del Dubai Creek. Tras unos comienzos tan poco prometedores, nos dimos de bruces con una escena que parecía sacada de un pasado ya desaparecido. En los muelles de Baniyas Road se amontonaba una sucesión de desvencijados dhows de madera, cuyas mercancías eran descargadas manualmente. De no ser por los envoltorios de plástico y la ausencia del velamen tradicional de los dhows, la escena nos habría hecho retroceder a los orígenes de Dubai, cuando la incipiente ciudad era poco mas que un pequeño puerto comercial. Cruzamos Dubai Creek en abra, una experiencia bastante interesante, y nos dirigimos al muelle de Al Ghubaiba, donde cogimos el Dubai Ferry con destino al impresionante barrio de Dubai Marina.

Canal interior de Dubai Marina

Canal interior de Dubai Marina.

En Dubai Marina nos limitamos a dar un breve paseo hasta la estación de cabecera de tranvía de Dubai, pues en realidad nuestra intención era visitar The Palm Jumeirah, uno de los dos barrios con forma de palmera creados artificialmente en la costa de Dubai. La linea de tranvía es mas un proyecto que una realidad, pues el recorrido es bastante limitado. En cualquier caso, los trenes son cómodos y modernos, y es un buen medio para llegar hasta la cabecera del monorraíl que recorre la palmera.

Hotel Atlantis

Hotel Atlantis.

El Palm Monorail recorre el tronco central de The Palm Jumeirah, desde la estación de Palm Gateway hasta la de Atlantis Aquaventure, junto a la entrada del parque acuático homónimo. El recorrido elevado permite disfrutar de buenas vistas de Dubai Marina y de buena parte del desarrollo urbanístico de la palmera, hasta su llegada junto al hotel Atlantis. Una vez bajamos del monorraíl, dimos un paseo por la costa, que en esa zona está formada por una escollera sin mayor gracia. Lo mas interesante era la vista del hotel, con su curiosa silueta. También dimos una vuelta por el centro comercial que hay junto al hotel, pero no pudimos entrar en éste, ya que el acceso al vestíbulo está reservado a los clientes. Decidimos aprovechar para dar un bocado, lo que hicimos en Ronda Locatelli, un italiano con muy buen aspecto El local era muy bonito y el servicio muy atento. Comimos en la terraza, que era bastante agradable. Pero la comida nos decepcionó. No estaba mal, pero desde luego no era la “auténtica comida italiana” que anunciaban en su carta.

GuardarGuardar

Después de comer, comenzamos el camino de vuelta hacia el centro de Dubai. Para salir de la palmera, volvimos a utilizar el monorraíl. De éste, pasamos de nuevo al tranvía y, en la parada de Marina Dubai, hicimos transbordo a la estación de metro de Damac. La linea roja del metro de Dubai hace una buena parte de su recorrido en paralelo a Sheikh Zayed Road, en una plataforma elevada. Los trenes no llevan conductor, por lo que desde el primer vagón se disfruta de una vista inmejorable sobre el recorrido. Nos bajamos en la estación de Burj Khalifa/Dubai Mall, justo donde empieza la parte mas interesante del recorrido. Pero, aún así, el trayecto en metro fue muy entretenido.

Desde la estación de metro hasta el centro comercial Dubai Mall hay un largo pasillo elevado, que parece mas propio de un aeropuerto. Nuestro objetivo era subir al Burj Khalifa. Aunque íbamos sin reserva, tuvimos bastante suerte y disfrutamos de un par de horas, coincidiendo con el atardecer, en los miradores de la torre. Después, visitamos la espectacular Fuente de Dubai, en el gran estanque artificial que hay junto al centro comercial. Habíamos visto la fuente anteriormente, pero el espectáculo cambia continuamente, con pases cada 30 minutos, por lo que no es mala idea repetir la visita estando por las inmediaciones. La fuente es enorme y el público tiende a amontonarse en las inmediaciones de la salida de Dubai Mall. Basta alejarse un poco para poder disfrutar del mismo espectáculo con total tranquilidad.

Vista nocturna de Dubai Creek

Vista nocturna de Dubai Creek.

Tras la visita a la fuente, volvimos a coger el metro para regresar al hotel. Llegamos sobre las 22:30, cansados después de un intenso día recorriendo varios de los lugares mas emblemáticos de Dubai.

Era la segunda vez que visitábamos la ciudad, lo que en parte condicionó nuestro itinerario. Ya conocíamos Dubai Marina, por lo que apenas nos detuvimos en ella, a pesar de que resultó una visita mas interesante que The Palm Jumeirah. En mi opinión, también es mejor zona para comer, ya que en las inmediaciones del paseo marítimo, entre The Walk y Marina Beach, hay innumerables restaurantes, algunos de ellos con terrazas muy agradables (al menos en invierno). También creo que Bur Dubai es un barrio mas interesante que Deira, aunque solo sea por la posibilidad de visitar el Museo de Dubai. Con las dos salvedades citadas, un buen recorrido para captar la esencia de Dubai.

GuardarGuardar

Sheraton Dubai Creek

Zoco del Oro

Parada de abras Deira Old Souq

Parada de abras Bur Dubai

Terminal marítima de Al Ghubaiba

Terminal de ferry Marina Mall

Estación de tranvía Jumeirah Lakes Towers

Estación de tranvía Palm Jumeirah

Monorraíl Palm Gateway

Monorraíl Atlantis Aquaventure

Estación de tranvía Dubai Marina

Estación MTR Damac

Estación MTR Burj Khalifa

Burj Khalifa

Algunos vínculos útiles:

En el blog Milviatges hay un post muy interesante sobre los barrios “antiguos” de Dubai: https://milviatges.com/2014/que-ver-bur-dubai-deira.

En Imanes de Viaje se puede encontrar una entrada interesante sobre actividades para hacer en una visita breve a Dubai: https://imanesdeviaje.com/que-ver-y-hacer-dubai-un-dia-o-dos/

La página oficial de turismo de Dubai tiene una sección en español: https://www.visitdubai.com/es.

En inglés, la página Time Out Dubai es una mina de información sobre actividades en la ciudad: http://www.timeoutdubai.com.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •