Una de las posibilidades para ir de la zona antigua de Dubai al moderno distrito de Marina es el barco. Los ferrys, operados por la agencia pública RTA, realizan un trayecto entre la terminal de Al Ghubaiba y la de Dubai Marina Mall. Llegar a Al Ghubaiba es sencillo: la estación de metro del mismo nombre está a escasa distancia. En nuestro caso, el paseo fue un poco mas largo (unos 200 metros), pues llegamos desde el zoco antiguo de Dubai, tras un divertido paseo en abra.

Asientos clase Gold

Asientos clase Gold.

El contraste entre el abra del que nos habíamos bajado unos minutos antes y los modernos barcos que hacen el trayecto hasta Dubai Marina no podía ser mayor. Confortables asientos, grandes ventanas, aire acondicionado, cuarto de baño. En resumen, todas las comodidades que uno puede esperar en una embarcación moderna que hace un trayecto de hora y media. Hay dos categorías de asiento: Gold, por 75 Dirhams (unos 17 Euros), y Silver, por 50 Dirhams (poco mas de 11 Euros). Nosotros fuimos en Gold pero, a pesar de que la diferencia de precio no es elevada, no creo que merezca la pena pagarla.

Terminal de Al Ghubaiba

Terminal de Al Ghubaiba.

Zarpamos puntualmente a las 11:00. La primera parte del trayecto discurre por la desembocadura de Dubai Creek, bordeando el barrio de Al Ras, uno de los mas antiguos de la ciudad. Pero, en una ciudad como Dubai, decir que un barrio es antiguo es bastante relativo. Que nadie espere encontrar edificios históricos o arquitectura tradicional. La principal diferencia entre los barrios antiguos y los modernos de Dubai estriba en que los primeros están generalmente mal planificados y tienen edificios mediocres.

A continuación, atravesamos la zona portuaria, dejando a babor la terminal de cruceros y el puerto comercial de Port Rashid. Tras virar hacia el oeste y superar la zona portuaria de Dubai Maritime City, volvimos a virar hacia el SSO. A partir de ese momento, comenzamos a navegar paralelos a la costa y el barco alcanzó su velocidad de crucero. También comenzó la parte interesante del trayecto, que hasta entonces había transcurrido básicamente entre escolleras.

Skyline de Dubai

Skyline de Dubai.

A babor, el larguísimo skyline de Dubai dominaba el horizonte, con la aguja del Burj Khalifa destacando por encima del resto de los edificios. La imagen del Dubai mas pujante. En vivo contraste, a estribor, a duras penas podíamos ver unos bancos de arena sobresaliendo por encima del mar. Eran las islas artificiales de The World, un proyecto faraónico que, al menos hasta ahora, ha sido un rotundo fracaso.

Burj al Arab

Burj al Arab.

Tras unos 50 minutos de trayecto, comenzamos a acercarnos a la costa. Las casas del barrio de Umm Suqeim se alineaban tras su kilométrica playa, interrumpida de vez en cuando por puertos deportivos. Pronto llegamos frente al espectacular hotel Burj Al Arab. La torre, con forma de vela y una altura de 321 metros, se asienta en una isla artificial a 280 metros de la costa, con la que está unida mediante un puente.

Mientras tanto, a estribor, cada vez era mas visible The Palm Jumerirah, otro conjunto de islas artificiales, que en esta ocasión si ha tenido éxito. Comparte con la vecina Palm Jebel Ali una característica forma de palmera, que las hace fácilmente identificables en cualquier mapa o desde un avión.

Navegamos entre el extremo oriental de The Palm Jumerirah y la mas septentrional de las islas Logo, dos islas artificiales simétricas que se ubican a ambos lados de The Palm, entre ésta y el continente. Poco después, pasamos bajo los tres puentes que unen la palmera al continente, dos para el tráfico rodado y otro para el monorraíl.

Canal interior de Dubai Marina

Canal interior de Dubai Marina.

En un par de minutos, comenzamos a ver los edificios de Dubai Marina y, poco después, entramos en el canal artificial que discurre por el interior del distrito, una de las zonas mas nuevas y destacadas del emirato. Dubai Marina siempre me ha creado sentimientos contrapuestos. Por una parte, es una especie de Benidorm superlativo, con una increíble profusión de rascacielos que, en algunos casos, apenas dejan espacio entre sí, creando un paisaje urbano para mi gusto excesivamente abigarrado. Por contra, es imposible no sentirse impresionado por la concentración de espectaculares edificios y el lujo que los rodea. En cualquier caso, te acabe gustando o no, creo que recorrer Dubai Marina es una de las visitas obligadas para cualquier visitante primerizo de la ciudad.

Llegando a Dubai Marina Mall

Llegando a Dubai Marina Mall.

La ruta termina en el embarcadero de Dubai Marina Mall, junto al centro comercial homónimo, en el corazón del distrito. En este caso, los medios de transporte mas cercanos son la estación de tranvía de Jumeirah Lakes Towers y, cruzando un puente peatonal sobre Sheikh Zayed Road, la estación de metro del mismo nombre.

Compartimento de clase turista

Compartimento de clase Silver.

¿Merece la pena el trayecto? Creo que si. Los barcos son modernos y muy cómodos, aunque para mi gusto excesivamente cerrados. La vista hacia proa es prácticamente nula. Desde el compartimento de clase Gold, una pequeña ventana en cada una de las dos puertas que dan a proa, imposibles de abrir, permiten una visión muy limitada. Por contra, en popa hay un espacio en el que es posible ir al aire libre, aunque tampoco es un lugar especialmente agradable. Al final, lo mejor es disfrutar del recorrido sentado cómodamente en tu butaca. Cada uno de los laterales del barco está cubierto por una sucesión de amplias ventanas, que permiten una vista panorámica. En este sentido, es imprescindible conseguir sentarse en el costado de babor, si se hace el trayecto en el mismo sentido que nosotros. El día que hicimos el recorrido, esto no supuso ningún problema, pues el barco no tendría ni un 20% de ocupación.

Llegando a la estación de Business Bay

Llegando a la estación de Business Bay.

Para el regreso, mi recomendación es utilizar el metro. La linea roja recorre buena parte de Sheikh Zayed Road, hasta la estación de ADCB, mediante una plataforma elevada en superficie. Los trenes no llevan conductor, por lo que el primer vagón del convoy tiene una cristalera al frente con una vista magnífica. La primera parte del recorrido, saliendo de Jumeirah Lakes Towers, es entretenida. Pero la perspectiva al acercarse a Downtown Dubai es sencillamente impresionante. Eso si, hay que procurar evitar las horas punta.

Al Ghubaiba

Dubai Marina Mall

Algunos vínculos útiles:

Hay poca información en español. Casi la única opción, bastante pobre, es la guía de civitatis Dubai en https://www.disfrutadubai.com/ferry.

En inglés, la página oficial de Dubai Ferry se puede encontrar en https://www.rta.ae/links/marine/en/dubai-ferry.html, aunque es bastante confusa.

En mi opinión, es mas interesante informarse en http://www.dubai-ferry.com, aunque es una página no oficial, por lo que recomiendo cotejar ambas fuentes.

También se pueden visitar las entradas de los blogs doindubai (https://doindubai.com/living/dubai-ferry) y LivinginDubai (http://www.livingindubai.org/8-things-about-the-dubai-ferry/).

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •