La pequeña localidad de Flåm es uno de los puertos mas visitados por los cruceros en Noruega. A su bonito emplazamiento al final del Aurlandsfjorden, uno de los brazos meridionales del Sognefjorden, une el atractivo de ser el final (o principio, si llegas en barco) del célebre Ferrocarril de Flåm, una de las atracciones turísticas mas populares del país.

Llegamos a puerto aproximadamente las 7:20 de la mañana, por lo que en el pequeño pueblo apenas había actividad. Aprovechamos el tiempo disponible antes de salir de excursión para disfrutar de la vista. Desde las alturas, el paisaje parecía mas una maqueta que un pueblo real. Flåm despertaba poco a poco y los trenes, barcos y autobuses se iban poniendo en marcha uno tras otro.

Estación de Flåm

Estación de Flåm.

Salimos del barco algo después de las 10, con rumbo a la estación de ferrocarril, para comenzar una excursión por el interior, que nos llevó prácticamente todo el día. Regresamos por la tarde, con poco mas de una hora de margen antes de la salida del barco. No era mucho tiempo, pero Flåm es realmente pequeño. Gran parte del centro del pueblo está ocupado por las instalaciones ferroviarias, que han perdido su sentido original como medio de transporte y se han convertido en una atracción turística. El resto, son locales de servicio para el turismo: bares, restaurantes, tiendas . . .

Museo ferrocarril de Flåm

Museo del Ferrocarril de Flåm.

Como no disponíamos de demasiado tiempo, optamos por visitar el pequeño museo del ferrocarril y aprender algo sobre el trayecto que habíamos recorrido por la mañana. El museo está en el centro del pueblo, a unos doscientos metros del barco, por lo que pudimos apurar el tiempo casi hasta el último minuto. Además de mapas y alguna maqueta del trazado, se pueden ver elementos móviles originales, incluida una locomotora. Lo que mas nos llamó la atención fueron las motos adaptadas al ferrocarril que utilizaban antiguamente para inspeccionar las vías.

Flåm desde cubierta

Flåm desde la cubierta del MSC Splendida.

Terminada la visita el museo, nos encaminamos hacia el barco. Queríamos que nos diera tiempo para llegar al camarote antes de que empezase la maniobra de desatraque. Como nota curiosa, el muelle de Flåm es tan pequeño y está tan cerca del pueblo, que uno de los norays está literalmente en medio de una calle. Mientras estuvimos atracados, había una linea doble de balizas en el paseo, para impedir que los transeúntes pudieran pasar bajo los cabos que amarraban el barco.

A las seis de la tarde, comenzó la maniobra de desamarre. En el muelle, había una banda tocando música, lo que me pareció curioso. Al contrario que en otros lugares, la indiferencia, o incluso desdén, hacia los barcos de crucero parece estar bastante generalizada en Noruega. Aquí, además de la banda, se acercaron varios grupos de personas para vernos partir. Quizá fuesen turistas.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Flam

Algunos vínculos útiles:

En visitflam.com hay bastante información en español: https://www.visitflam.com/es/

Página del puerto (en inglés), donde se puede consultar el calendario de llegada de cruceros y comprobar si se atraca (kai) o se fondea (anker): http://aurlandhavn.no/cruise-2/

En el blog Gacela por el Mundo describen una excursión interesante en tren y bicicleta: http://gacelaporelmundo.com/viajar-por/noruega/tren-de-flam-y-ruta-en-bici-de-myrdal-a-flam/

En wikiloc hay varias rutas de senderismo desde Flåm, que se pueden descargar en varios formatos: https://es.wikiloc.com/rutas/senderismo/noruega/sogn-og-fjordane/flam

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •