Venecia es mas que sus espléndidos palacios al borde de los canales. Para poder poner en contexto la ciudad, es imprescindible conocer su laguna, sin la que ésta no existiría. Cualquier crucero que pase por Venecia permite hacer una navegación muy interesante entre el Santa Croce y Punta Sabbioni. Pero, como complemento a esta navegación, o para los que no hagan un crucero, es muy interesante dedicar un día a recorrer al menos parte de la laguna. Los vaporettos de ACTV hacen diversas rutas, por lo que la mejor opción es moverse en transporte público.

Isla de San Michele

Isla de San Michele.

Lo mas recomendable es coger directamente el vaporetto en la parada de Fondamente Nove. La parada tiene varios muelles. Los barcos que van a Murano salen del B o del D. Las lineas que salen del muelle D (12 y 13) van directas a la parada de Murano Faro. Las que lo hacen del muelle b (4.1 y 4.2) paran también en la isla de San Michele donde se ubica, desde el siglo XIX, el cementerio de Venecia.

Zarpando de Murano

Zarpando de Murano.

En nuestro caso, fuimos directamente a Murano donde, después de tomar un sabroso capuchino en un café junto al faro, hicimos un interesante recorrido por la ciudad, famosa por su producción de cristal.

Llegando a Burano

Llegando a Burano.

De nuevo volvimos a la parada de Murano Faro para coger la linea 12, que nos llevó a Burano. La pequeña Burano es famosa en la laguna por los encajes y por su oferta gastronómica, por lo que es interesante organizarse para estar allí a mediodía. Nosotros comimos nada mas llegar y visitamos Burano a primera hora de la tarde.

Catedral de Santa Maria Assunta

Catedral de Santa Maria Assunta, vista desde Burano.

Lo mas recomendable es seguir la excursión visitando Torcello, donde se piensa que se establecieron los primeros habitantes de la laguna, antes de fundar Venecia. Aunque ya no quedan restos de su pasado esplendor, todavía se puede visitar su interesante catedral, con los mosaicos mas antiguos de la laguna. Pero el día de nuestra visita había huelga de museos en Italia, por lo que temimos encontrarnos la catedral cerrada. Sobre la marcha, decidimos saltarnos la visita a Torcello y hacer una escala no prevista en el Lido de Venecia.

Fuerte de Sant'Andrea

Fuerte de Sant’Andrea.

Para llegar de Burano al Lido hay que coger la linea 14, que hace escala en Treporti y Punta Sabbioni. A partir de este punto, la linea de ACTV comparte recorrido con los barcos de crucero que hacen escala en Venecia, por lo que es relativamente habitual cruzarse con alguno de estos gigantes. También se pasa junto a la isla de Sant’Andrea, con su característico fuerte, que controlaba el acceso a la laguna en tiempos de la república veneciana. Curiosamente la fortaleza, construida en la primera mitad del siglo XVI, solo disparó sus cañones una vez, el 20 de Abril de 1797, apenas 22 días antes de que Venecia perdiera su independencia.

El MSC Magnifica partiendo de Venecia

El MSC Magnifica partiendo de Venecia.

Desde el Lido hay una bonita vista de Venecia, por lo que uno de sus atractivos es simplemente sentarse en el malecón que da a la laguna y dejar pasar el tiempo contemplando la ciudad y el incesante tráfico marítimo. Estábamos en tan ardua tarea cuando vimos aproximarse un crucero, navegando entre San Giorgio y Sant’Elena. Era el MSC Magnifica, en el que habíamos hecho nuestro primer crucero, en Agosto de 2014. Otro de los atractivos del Lido es contemplar la puesta de sol sobre Venecia, bien desde el propio Lido, o durante el trayecto en barco a Venecia. Pero era demasiado pronto y habíamos decidido ir a ver atardecer desde el balcón del hotel en Venecia. Así que dimos un breve paseo por el Granviale Santa Maria Elisabetta hasta llegar a la playa. Tomamos un refresco en una terraza, mientras nos despedíamos del mar que habíamos recorrido en los doce días anteriores, y regresamos por el mismo camino.

Grande Albergo Ausonia & Hungaria

Grande Albergo Ausonia & Hungaria.

El Lido es un lugar extraño. A pesar de la proximidad, no tiene mucho que ver con Venecia. Hay algún canal, pero el entramado urbano es muy similar al de cualquier ciudad costera. La zona de canales se parece mas a un Amsterdam mediterráneo, con sus canales flanqueados por calles con tráfico rodado, que a la singular Venecia. Sus edificios tampoco tienen ni el empaque señorial de los palacios venecianos, ni el encanto de las humildes casas de Burano. Los únicos edificios que tienen cierto interés son algunas villas y hoteles de principios del siglo XX, en su mayor parte de un peculiar estilo modernista, muy recargado. Teníamos que haber probado suerte en Torcello.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Fondamente Nove

Isla de San Michele

Murano Faro

Burano

Fuerte de Sant’Andrea

Lido

Algunos vínculos útiles:

En el blog Loc@sxlosviajes hay una entrada interesante sobre esta misma excursión: http://www.locosxlosviajes.com/2016/02/excursion-murano-burano-torcello-por-libre/

En reidsitaly.com hay una entrada con abundante información práctica (en inglés): http://www.reidsitaly.com/destinations/veneto/venice/sights/outlying_islands.html

Para moverse en transporte público por la laguna, es interesante descargar la nueva aplicación de ACTV para móviles (iOS o Android): http://actv.avmspa.it/en/content/avm-venezia-official-app-1

  • 1
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •