En nuestra anterior visita a Atenas, nos habíamos quedado con las ganas de visitar el Ágora Romana y, sobre todo, su monumento mas destacado, la Torre de los Vientos que, tras siglos cerrada al público, había abierto sus puertas unos días antes. No estábamos dispuestos a cometer el mismo error. Tras descender de la Acrópolis, fue la primera visita larga que hicimos.

Vista general del Ágora Romana

Vista general del Ágora Romana.

El Ágora Romana es la segunda que tuvo Atenas. Tiene sus orígenes en la época de César Augusto, el primer emperador romano. Alcanzó su mayor esplendor en época del emperador Adriano, gran admirador de la cultura griega y benefactor de Atenas. Sufrió bastante durante la invasión de los hérulos, en el 267. Sobre todo la Biblioteca de Adriano, posteriormente reconstruida en el siglo V. Pero la misma invasión llevó consigo el progresivo abandono del Ágora Griega y el traslado al Ágora Romana del comercio y la administración. Tras un breve paréntesis como centro neurálgico de la ciudad, la progresiva decadencia de ésta llevo aparejado el abandono del Ágora, que acabó convertido en un barrio mas de una Atenas venida a menos. De dicha época data la mezquita de Fethiye, construida en 1456. Hubo que esperar hasta el siglo XIX para que, tras la independencia griega, comenzaran los trabajos arqueológicos, durante los cuales fue necesario destruir la mayor parte de los edificios existentes sobre el Ágora.

Puerta de Atenea Arquegetis

Puerta de Atenea Arquegetis.

Se accede al recinto principal del Ágora atravesando los restos de la puerta de Atenea Arquegetis, construida en el 11 AEC con fondos donados por Julio César y César Augusto, como reza una inscripción todavía visible. Mas allá del propileo occidental, hay una vasta explanada, flanqueada en sus lados oriental y meridional por los escasos restos de una doble hilera de columnas, tras las que quizá hubo un complejo de tiendas, a semejanza de la reconstruida Estoa de Átalo, en el Ágora Griega. A primera vista, un poco decepcionante. Pero no hay que desanimarse, la auténtica joya del Ágora está en su extremo este.

Torre de los Vientos

Torre de los Vientos.

Aunque popularmente se piensa que la Torre de los Vientos fue un regalo de Julio César a la ciudad de Atenas, cada vez cobra mas peso la hipótesis de que sea mas antigua, remontando sus orígenes al siglo II AEC. En cualquier caso, sería la primera estación meteorológica de la que se tiene constancia. Combina un reloj hidráulico en su interior con varios relojes de sol, que se distribuían por sus fachadas exteriores. Además, la coronaba una veleta, marcando la dirección del viento predominante sobre una de sus ocho fachadas. Cada una de ellas sigue estando adornada con la escultura de uno de los dioses del viento de la antigua mitología griega. Este sería el origen de su nombre, aunque oficialmente se la conoce como Horologio de Kyrristos.

Interior de la Torre de los Vientos

Interior de la Torre de los Vientos.

Posteriormente, la torre fue incorporada como baptisterio a una iglesia cristiana. Al igual que otros edificios de la antigüedad clásica, puede que este motivo la salvara de la destrucción. Durante el periodo otomano, fue utilizada por la hermandad sufí de los derviches giradores para celebrar sus hipnóticos rituales. De dicha época proceden las inscripciones en árabe que todavía se aprecian en los muros interiores. A principios del siglo XIX yacía abandonada y parcialmente enterrada, como puede verse en los grabados contemporáneos. Se excavó entre 1837 y 1845, en una de las primeras campañas sufragadas por la Sociedad Arqueológica de Atenas. Pero su interior permaneció cerrado al público, hasta la finalización de los trabajos de restauración acometidos entre 2014 y 2016.

Mezquita de Fethiye

Mezquita de Fethiye.

El otro edifico que queda en buenas condiciones dentro del Ágora Romana no tiene ninguna relación con la antigüedad clásica. Es la mezquita de Fethiye, edificada en los primeros años del dominio otomano. Abandonada tras la independencia griega, se utilizó como almacén para las piezas de valor que se iban recuperando en las primeras etapas de excavación del Ágora. En 1962 fue declarada monumento histórico y posteriormente restaurada. Durante nuestra visita, la encontramos ocupada por una interesante exposición sobre el legado que Adriano, el emperador de raíces hispanas, dejó en Atenas.

Puerta de Atenea Arquegetis

Torre de los Vientos

Mezquita de Fethiye

Algunos vínculos útiles:

Muy interesante la entrada del blog Escribe cuando llegues: https://escribecuandollegues.com/agora-romana/.

En Más que souvenirs hay una entrada sobre el Ágora Romana: http://blog.playandtour.com/2012/09/la-poco-visitada-agora-romana-y-su-impresionante-torre-de-los-vientos/.

En inglés, The Athens Key tiene una página con bastante material gráfico de la Torre de los Vientos, incluidos grabados antiguos: https://www.athenskey.com/tower-of-the-winds.html.

Para información práctica y horarios de apertura, recomiendo visitar la página oficial: http://odysseus.culture.gr/h/3/eh355.jsp?obj_id=2402.

  •  
  •  
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •