Habíamos pasado la noche navegando por el extremo septentrional de Europa. Mientras dormía, el Finnmarken hizo escala en Mehamn, Kjøllefjord y Honningsvåg. Durante el desayuno, avanzábamos con rumbo oeste hacia Havøysund, nuestro siguiente destino. Era una zona por la que habíamos navegado a plena luz del día durante el trayecto rumbo norte, por lo que decidí desayunar con toda la calma del mundo. Algo me decía que la jornada que tenía por delante iba a ser larga y necesitaba dosificar mi energía.

El MS Vesterålen al amanecer

El MS Vesterålen al amanecer.

Salí a cubierta cuando ya estábamos atracados en Havøysund. A la tenue luz del amanecer, el lugar me pareció algo menos desolado que durante la anterior escala. Quizá era por comparación con los remotos puertos de Nordkinnhalvøya que habíamos visitado un par de días antes. Además, no estábamos solos en las aguas del puerto. Según zarpábamos, llegó el Silver Lake, un carguero con bandera de las Feroe. Poco después, nos cruzábamos con un pesquero y, en unos minutos, con el Vesterålen, otro barco de Hurtigruten que hacía la ruta en sentido contrario. Para estar en un lugar remoto de la costa septentrional de Noruega, el tráfico naval era relativamente intenso.

Costa sur de Rolvsøy

Costa sur de Rolvsøy.

Tras rodear Havøya por el norte, el Finnmarken enfiló rumbo suroeste, atravesando Rolvsøysund. Navegábamos frente al extremo meridional de la isla de Rolvsøy, cuando llegó un anuncio por megafonía. Debido a unas prácticas de salvamento marítimo, se cerraba la cubierta de popa. Al principio, pensé que simplemente se trataba de algún tipo de simulacro sin mayor relevancia. Estaba equivocado. La armada noruega y el servicio de salvamento marítimo estaban de maniobras en la zona. Resulta que el Finnmarken es uno de los dos buques de Hurtigruten que pueden ser reconvertidos en hospital en caso de emergencia nacional. En un máximo de diez días, debe estar operativo como buque-hospital, con capacidad para 200 camas y una dotación de personal sanitario de 70 médicos y auxiliares. Formábamos parte del ejercicio.

Maniobras frente a Rolvsøy

Maniobras frente a Rolvsøy.

Al principio, además del cierre de la cubierta de popa, todo se redujo a la botadura de una lancha rápida por el costado de estribor. Poco después se comenzó a escuchar el inconfundible sonido de un rotor de helicóptero. Se trataba de un Sikorsky S-92 de la compañía Bristow, que presta servicios de salvamento en la costa noruega, así como transporte de personal a las plataformas petrolíferas. El helicóptero estuvo mas de media hora situado sobre nuestra cubierta de popa, bajando y volviendo a subir personal de rescate con un arnés. Finalmente, al filo de las diez de la mañana, el Sikorsky se alejó del Finnmarken, dirigiéndose al NoCGV Farm, una patrullera de la armada noruega, junto a la que continuó las maniobras. Por la zona navegaban otros buques de la armada, como el NoCGV Harstad, que estaban participando en el mismo ejercicio.

El NoCGV Farm frente a Håja

El NoCGV Farm frente a Håja.

Con todo el trajín, el tiempo pasó volando y, casi sin darme cuenta, habíamos llegado a las inmediaciones de Hammerfest, la principal escala del día. Navegábamos por Sørøysundet, entre dos pequeñas islas que no podían ser mas diferentes. A babor estaba Melkøya, una isla prácticamente plana y ocupada en gran parte por la mayor planta de transformación de gas natural de Europa. Por contra, a estribor, teníamos la agreste isla de Håja, un pequeño paraíso natural habitado únicamente por gaviotas.

Hammerfest.

Aproveché la escala en Hammerfest para subir por el Sikksakkveien hasta el que quizá sea el mejor mirador sobre la ciudad. Tras descender, aún me sobró algo de tiempo para dar un breve paseo por sus calles.

Navegando junto a Håja

Navegando junto a Håja.

Zarpamos a las 12:45. Nada mas salir del puerto, el Finnmarken enfiló hacia la isla de Håja. Podíamos haber navegado algo mas al sur, pero el capitán del Finnmarken decidió bordear los acantilados meridionales de la isla, describiendo un arco paralelo a la linea de costa a una distancia inferior a la manga del buque. En algunos puntos, debimos pasar a menos de quince metros de los acantilados, que elevaban sus moles de roca por encima de nuestras cabezas. Fue otro de esos momentos de navegación que hacen del viaje en Hurtigruten algo tan especial.

Atardecer rumbo a Øksfjord.

Cuando dejó atrás Håja, el Finnmarken se situó en la zona central de Sørøysundet y enfiló hacia el suroeste, con rumbo a Øksfjord, nuestra siguiente escala. Lo que parecía iba a ser una apacible tarde de navegación acabó convirtiéndose en un atardecer de una increíble serenidad, el mas hermoso de todo el viaje.

Finalmente nos alcanzó la noche cuando habíamos dejado atrás Øksfjord y navegábamos frente a Silda, una isla deshabitada que separa los brazos occidental y oriental del Bergsfjorden. Nuestro siguiente destino era Skjervoy, donde llegaríamos a las 19:15. De noche, al igual que en trayecto hacia el norte. Tras la breve escala, en la que ni bajé a tierra, me fui a cenar.

Mientras navegábamos por Grøtsundet hubo un nuevo aviso de aurora boreal. Al menos  en esta ocasión las luces del norte tuvieron la cortesía de esperar a que acabase la cena para hacer acto de presencia. Fue una aurora bastante mediocre, pero nos preparó para el espectáculo que nos esperaba solo unas millas adelante.

Aurora boreal en Tromsø.

Llegamos a Tromsø en medio de una aurora boreal. Al principio no parecía gran cosa, pero se fue incrementando hasta convertirse en la mejor aurora de todo el trayecto. No fue tan hermosa como la del día anterior, entre Båtsfjord y Berlevåg, pero a cambio fue mucho mas duradera.

Al finalizar la aurora estaba agotado. El día había sido mucho mas largo e intenso de lo que podía haber imaginado. Me fui a dormir satisfecho, mientras el barco todavía permanecía amarrado a los muelles de Tromsø.

Mehamn

Kjøllefjord

Honningsvåg

Havøysund

Hammerfest

Øksfjord

Skjervoy

Tromsø

Algunos vínculos útiles:

En Hurtigruten en invierno, la guía completa, he preparado una recopilación de todos los artículos del blog sobre mi viaje en el MS Finnmarken.

La web oficial de turismo de Noruega tiene una página dedicada al expreso de la costa: https://www.visitnorway.es/organiza-tu-viaje/como-moverse/en-barco/hurtigruten/.

La página del representante de Hurtigruten para España y Portugal está en http://www.hurtigrutenspain.com/noruega/viajes-clasicos/bergen-kirkenes-bergen/, aunque no permite hacer reservas, solo ver información y solicitar presupuestos.

En inglés, la web oficial está en https://global.hurtigruten.com/destinations/norway/classic-round-voyage-bergen-kirkenes-bergen. Aquí si se pueden ver los camarotes disponibles y hacer la compra en línea.

En la web de Hurtigruten hay una página dedicada a Havøysund (https://global.hurtigruten.com/ports/havoysund/) y otra a Skjervoy (https://global.hurtigruten.com/ports/skjervoy/).

En la página Life in Norway se puede encontrar una entrada describiendo el mismo recorrido: https://www.lifeinnorway.net/hurtigruten-day-8/.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •