La última escala del día era Tromsø. Una escala tan corta como tardía: llegábamos a las 23:45 y zarpábamos a la 1:30 de la madrugada. No tenía ningún plan concreto, mas allá de dar un tranquilo paseo por las calles de la ciudad, que a esas horas imaginaba iba a encontrar prácticamente vacías. Al final, ni llegué a bajar del barco.

Predicción de aurora boreal para Tromsø

Predicción de aurora boreal para Tromsø.

Sobre las diez de la noche, mientras navegábamos por Grøtsundet, entre la isla de Reinøya y el continente, hubo una primera aurora boreal. Duró poco mas de media hora y no fue especialmente intensa. Pero bastó para empujarme a consultar las múltiples aplicaciones de predicción de auroras que llevaba instaladas. Todas daban una posibilidad mas que razonable de que esa noche hubiera aurora en Tromsø.

Aurora boreal sobre el Tromsøbrua

Aurora boreal sobre el Tromsøbrua.

En efecto, cuando el Finnmarken se aproximaba a Tromsø había una aurora boreal hacia el este. Aunque algo tenue, era lo suficientemente fuerte como para ser visible según atracábamos en los muelles de Prostneset. En unos minutos, se intensifico y se convirtió en una hermosa aurora, que danzaba sobre el Tromsdalen, al otro lado de Tromsøysundet. El espectáculo duró aproximadamente media hora, encadenándose con otro, algo mas hacia el norte, que estuvo otros veinte minutos flotando sobre el Tromsøbrua. Al final, fue casi una hora de una de las mejores auroras que pude ver durante todo el viaje.

Aurora boreal en Tromso

Aurora boreal en Tromso.

Uno de los problemas con la aurora boreal es el clásico dilema del viajero aficionado a la fotografía: ¿disfruto el momento o hago fotos? Dilema que se ve acrecentado con un fenómeno tan volátil e impredecible como éste. En Tromsø intenté la cuadratura del círculo. Monté el trípode en la cubierta superior del Finnmarken, en una zona especialmente oscura, y puse la cámara en modo automático, haciendo una foto cada minuto. De este modo, quedé liberado para disfrutar del espectáculo casi sin distracciones. Fue uno de los momentos mas hermosos e intensos del viaje. La media docena de personas que lo disfrutábamos en esa cubierta estábamos tan absortos que ni intercambiamos el habitual saludo de cortesía. La contrapartida fue que no conseguí hacer ninguna buena fotografía. No me importa. Las que hice (o, para hablar con propiedad, hizo la cámara) me bastan para revivir tan mágico momento.

¿Es complicado fotografiar la aurora boreal?

La respuesta corta es si, pero cada vez menos. Vayamos por partes.

Por obvio que parezca, para fotografiar la aurora primero hay que verla. Los que vivimos en el hemisferio norte, y mas concretamente en Europa, tenemos la suerte de poder acceder con relativa facilidad al Ártico o sus proximidades, tanto en la península escandinava como en Islandia. Eso si, es aconsejable ir en invierno, pues en verano es prácticamente imposible que haya la oscuridad suficiente. Además la Luna, y en general cualquier fuente de contaminación lumínica, puede ser un inconveniente que, aun sin ser insalvable, dificulta ver auroras especialmente débiles. Lo que si es imprescindible es disfrutar de un cielo con pocas nubes. Y, por supuesto, viento solar. Cuanto mas, mejor. Con todos estos requisitos, el espectáculo está garantizado.

No faltan las aplicaciones que ayudan a predecir y buscar auroras. Mis favoritas son:

Con la aurora danzando en el cielo, viene la segunda fase: fotografiarla. Aquí es donde, con cámaras equipadas de sensores cada vez mas sensibles, la dificultad va decreciendo. Lo que hace unos años estaba al alcance de los equipos mas sofisticados, hoy empieza a ser accesible a cualquiera. Aunque el nivel de exigencia crece en paralelo. Lo que antes hubiera sido una buena foto, ahora es simplemente pasable. En cualquier caso, no soy mas que un aficionado y no faltan blogs de profesionales llenos de magníficas guías y consejos:

Pero si daré un consejo personal, aprendido a base de mis propios errores. Antes de salir de viaje, familiarízate con la cámara que pienses utilizar. Intenta hacer fotografía nocturna en las condiciones mas extremas. Haz diversas pruebas y acostúmbrate a manejar tu equipo sin luz. Cada cámara es diferente y los ajustes que en una funcionan bien, en otra pueden no ser los óptimos. Cuando logres un buen resultado, memoriza los parámetros y, por si acaso, apúntalos en una nota en tu móvil. La aurora boreal es un fenómeno imprevisible. Lo último que querrás es estar luchando con los menús de tu cámara mientras la aurora brilla en el firmamento. Y, en el peor de los casos, olvídate de las fotos y disfruta el momento. Será irrepetible.

Tromsø

Algunos vínculos útiles:

En la web de turismo de Noruega hay una página dedicada a la visualización de auroras boreales en Tromsø: https://www.visitnorway.es/que-ver-en-noruega/norte-de-noruega/tromso/auroras-boreales-tromso/.

En el blog la gran escapada hay una entrada dedicada a las auroras (https://www.lagranescapada.com/aurora-boreal/) y otro mas específico sobre el fenómeno en Tromsø (https://www.lagranescapada.com/auroras-boreales-en-tromso-laponia-noruega/).

Muy completa la explicación sobre las auroras en la Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Aurora_polar.

  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •