Las regatas de grandes veleros visitan Halifax con cierta frecuencia. En 2017, tenían un motivo adicional para hacerlo: era el 150 aniversario del nacimiento de la federación de colonias británicas bautizada como Dominio de Canadá, germen de la actual nación. Las fechas de su escala en Halifax iban del 29 de Julio al 1 de Agosto. La nuestra era el 31 de Julio, justo un día antes de que partieran. Ni se me había pasado por la cabeza que pudiéramos coincidir con un evento de este tipo, por lo que no lo había comprobado y nos cogió completamente de sorpresa. La primera noticia la tuvimos cuando, durante la aproximación al puerto de Halifax, nos llamó la atención el gran número de veleros amarrados en sus muelles. Sobre la marcha, recompusimos nuestra planificación para el día y decidimos dedicar buena parte de la jornada a disfrutar de los grandes veleros.

Tall Ships Halifax 2017

Tall Ships Halifax 2017.

Tras un paseo por el centro de Halifax y una interesante visita a su museo marítimo, llegó el turno de los muelles en los que estaban atracados los barcos que tomaban parte en Tall Ships Halifax 2017. Cuando, a primera hora de la mañana, habíamos pasado fugazmente por la zona camino de Fort George, estaba prácticamente desierta. Pero ahora eran un hervidero de gente. Los muelles, los barcos y las aguas cercanas bullían de actividad. La mayor parte de los veleros aceptaban visitantes, pero evidentemente no teníamos tiempo para verlos todos, así que decidimos ser selectivos y visitar tranquilamente los tres que mas nos habían llamado la atención.

El Alexander von Humboldt II y el Oriole

El Alexander von Humboldt II y el Oriole.

Comenzamos por el Alexander von Humboldt II, un velero alemán construido en 2011. Se utiliza como buque de formación en navegación a vela, reemplazando al Alexander von Humboldt original, que estuvo en servicio entre 1906 y 2011, primero como faro flotante y, a partir de 1988 como buque escuela. El nuevo barco, al que su tripulación suele llamar Alex-2, tiene una eslora de 47,7 metros y un velamen de 1.360 metros cuadrados, que le permiten navegar a 14 nudos con viento favorable.

Nao Victoria

Nao Victoria.

Nuestra siguiente visita fue la Nao Victoria, réplica de la nave del mismo nombre que participó en la expedición de Magallanes de 1519, siendo la única que consiguió regresar a Sevilla en 1522, tras completar la primera vuelta al mundo. La réplica fue construida en 1991 en Isla Cristina, con el fin de participar en la Exposición Universal de Sevilla´92. Permaneció en Sevilla hasta que, en 2004, se desplazó a la Expo 2005 en Aichi (Japón). Regresó a Sevilla en el 2005 tras completar la vuelta al mundo y, desde entonces, ha realizado varias giras, visitando puertos del Mediterráneo, el Báltico y el Atlántico. La Victoria no estaba en Halifax como parte de la regata de grandes veleros. En realidad realizaba su propio tour por diversos puertos de Norteamérica y el Caribe, pero ajustaron su calendario para coincidir con el evento.

Bauprés del USCGC Eagle

Bauprés del USCGC Eagle.

El tercer y último barco que visitamos fue el USCGC Eagle, un buque escuela que se utiliza para la formación de oficiales del servicio de guardacostas de los Estados Unidos de América. Nos llamó la atención su impecable estado de conservación. A pesar de su larga historia, daba la impresión de haber sido botado unos días antes. También nos asombró la amabilidad de su tripulación, lo que no impedía que, por motivos de seguridad, solo fuera posible visitar las cubiertas. Con una eslora de 90 metros, sus 1.983 metros cuadrados de vela le permiten navegar a 17 nudos.

Un barco con historia.

El Eagle tiene una historia extraña y poco conocida. Fue botado en Hamburgo en 1936 con el nombre de Horst Wessel, un destacado miembro de las SA del partido nazi asesinado en 1930. Su función original era la de buque escuela de la Kriegsmarine, la incipiente marina de guerra de la Alemania nazi. En la ceremonia estuvieron presentes Adolf Hitler y Rudolf Hess, que pronunció un discurso. Aunque Hitler solo lo visitó en una ocasión, en Agosto de 1938, llegando a navegar en el durante cerca de una hora. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial fue cambiando de cometido, estando durante un tiempo asignado a las Juventudes Hitlerianas. En Abril de 1945 zarpó de Rügen con destino a Flensburg, donde su tripulación y un grupo de refugiados se entregaron a los ingleses, que izaron la Union Jack en su mástil de popa.

En Mayo del año siguiente, durante el reparto de los restos de la Kriegsmarine entre las potencias vencedoras, el Horst Wessel le tocó en suerte a la Unión Soviética. Pero, sobre la marcha, los representantes ruso y norteamericano en el sorteo llegaron a un acuerdo y finalmente fue asignado a los Estados Unidos de América, cambiando nuevamente de bandera. Y de nombre. Desde entonces ha cumplido un doble papel. Por una parte, es el buque escuela del Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos. Por otra, se utiliza como embajador de su nación en eventos relacionados con la navegación, habiendo participado en numerosas regatas y dado la vuelta al mundo. Tres presidentes de los Estados Unidos han pisado sus cubiertas: Kennedy, Nixon y Truman. Además de todos los oficiales del Servicio de Guardacostas, que comienzan en el su formación.

Entre barco y barco, aprovechamos para curiosear alguno de los otros veleros que estaban atracados en los muelles. Los había de casi todos los tamaños, aunque predominaban los de dos y tres mástiles. Una de las características de estas regatas es que, en muchos casos, es posible unirse a las tripulaciones. No son viajes de placer, pues las tareas a realizar son de lo mas variadas. Desde las mas interesantes, como participar en las maniobras del barco, hasta las mas prosaicas, como realizar tareas de limpieza. En cualquier caso, una experiencia única en la que, además de aprender fundamentos de navegación a vela, se fomenta el trabajo en equipo y la resistencia personal.

Alejándonos de los grandes veleros

Alejándonos de los grandes veleros.

Tras la visita al Eagle, estábamos en el extremo del evento mas cercano a la terminal de cruceros. Además, se acercaba la hora de zarpar, por lo que dejamos atrás los grandes veleros y nos dirigimos al encuentro de nuestro barco, bastante mas prosaico que los hermosos navíos que acabábamos de visitar. Nos despedimos de la regata al igual que la habíamos descubierto: desde las cubiertas del MS Rotterdam. Según nos alejábamos, la visión del bosque de mástiles nos llenó de nostalgia. Nostalgia de unos tiempos que nunca hemos vivido.

Tall Ships Halifax 2017

Algunos vínculos útiles:

La página oficial de la Nao Victoria se puede encontrar en https://www.fundacionnaovictoria.org/es/nao-victoria/.

En inglés, la página oficial de Tall Ships Halifax 2017 está en https://tallshipsevents.com/event/tall-ships-halifax-2017/.

En https://sailtraininginternational.org/vessel/alexander-von-humboldt-ii/ hay información sobre el Alexander von Humboldt 2.

La Wikipedia tiene una larga entrada sobre el USCGC Eaglehttps://en.wikipedia.org/wiki/USCGC_Eagle_(WIX-327).

Se puede visitar una interesante página sobre la escabrosa historia del Eagle en https://www.bbc.com/news/magazine-33543706.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •