La pequeña localidad de Katakolon, en el oeste de la península del Peloponeso, se ha convertido en uno de los puertos griegos mas frecuentados por los cruceros. No por méritos propios, ya que es poco mas que un par de calles, flanqueadas por edificios modernos, con escaso interés. El auténtico motivo de la popularidad de Katakolon como escala de cruceros es su relativa proximidad a las ruinas de Olimpia.

Amanecer en Katakolon

Amanecer en Katakolon.

Llegamos a la bahía sobre las seis de la mañana. El barco avanzaba lentamente y la sensación de calma era total. No había viento y apenas oleaje. Hacia el este, a la luz del amanecer, podíamos ver las montañas del Peloponeso perdiéndose en el horizonte. El puerto no parecía tener mucha actividad. Solo había unos cuantos veleros fondeados en la bahía y varias barcas de pesca atracadas en el muelle. Desayunamos en la terraza del camarote, mientras el barco atracaba, disfrutando de la paz que se respiraba en el ambiente.

Desembarcamos poco después de las ocho. Tras dejar el muelle, la sensación de paz no duró mucho. Una auténtica turba de vendedores de excursiones a Olimpia nos estaba esperando. Cogimos un autobús y nos fuimos con destino al yacimiento arqueológico lo mas rápido que pudimos.

Paseo marítimo de Katakolon

Paseo marítimo de Katakolon.

Regresamos algo después de mediodía, cansados y sedientos. La temperatura había subido bastante y la plácida mañana se había convertido en un tórrido día de verano, apenas mitigado por una leve brisa marina. Nos dirigimos directamente al paseo marítimo, buscamos una terraza, y nos tomamos un refresco, mientras descansábamos de la caminata de Olimpia.

El Seabourn Odyssey en Katakolon

El Seabourn Odyssey en Katakolon.

Durante nuestra ausencia, habían llegado otros dos cruceros: el Vision of the Seas y el Seabourn Odyssey. Por lo demás, el puerto seguía con el mismo ambiente tranquilo y relajado de la mañana. Únicamente se notaba algo de actividad en la interminable hilera de terrazas que se alineaban junto al muelle.

Calle principal de Katakolon

Calle principal de Katakolon.

Todavía teníamos un rato libre, por lo que decidimos dar un vuelta por Katakolon. Además de las típicas tiendas enfocadas al turismo, lo único que aparentemente se podía visitar era un museo dedicado a la antigua tecnología griega. El museo no tenía muy buena pinta y nosotros andábamos escasos de tiempo y fuerzas, por lo que decidimos no entrar y dirigirnos hacia el barco, con la idea de dar un bocado antes de zarpar.

Zarpando de Katakolon

Zarpando de Katakolon.

A las tres en punto de la tarde, zarpamos de Katakolon, rumbo al Pireo. La intención del capitán era llegar al puerto de Atenas de madrugada, evitando el pico de tráfico naval que se produce todas las mañanas. Una vez mas, la salida a primera hora de la tarde nos garantizaba unas horas de navegación a la luz del día, esta vez por la costa griega del Mar Jónico.

GuardarGuardar

Katakolon

Algunos vínculos útiles:

La página https://katakoloninsights.com contiene bastante información práctica sobre Katakolon (en inglés).

Hay una página con información en español, aunque da la sensación de que han utilizado un traductor automático: http://www.katakolon.gr/2/index.es.html.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •