Avistamos tierra por primera vez sobre las diez y media de la mañana. Difuminada por una tenue neblina, adivinábamos la silueta de un promontorio, con un edificio cerca de su extremo septentrional. Eran el cabo St. Francis y su faro, que forman el extremo oriental de Conception Bay, en la península de Avalon, la zona mas al este de Terranova y de todo Canadá. Poco después, nos cruzamos con un pequeño pesquero. El primer barco que veíamos en nuestra singladura desde Narsaq, en el sur de Groenlandia, casi dos días antes.

Aproximación a The Narrows

Aproximación a The Narrows.

Tras una hora de navegación, llegamos frente al puerto de San Juan de Terranova (en inglés St. John’s), la capital de la provincia canadiense de Terranova y Labrador. Dice la leyenda que la ciudad debe su nombre al parecido que encontraron los pescadores vascos con Pasajes de San Juan, en Guipuzcoa. Puede que sea solo un mito, pero la semejanza entre la geografía de ambas ubicaciones es innegable. El acceso al puerto natural de San Juan se logra atravesando un estrecho canal conocido como The Narrows, con una profundidad mínima de 11 metros y un ancho de 61 en su zona mas angosta.

Recogimos al práctico antes de atravesarlo y el barco se puso en modo «navegación panorámica». Una vez mas, buena parte del pasaje se concentro en la cubierta de proa, para disfrutar de las hermosas vistas, mientras escuchaba las explicaciones que daban por la megafonía exterior del MS Rotterdam. A esas alturas del crucero, ya había descubierto que la vista era mucho mejor desde las cubiertas 6 y 8, donde además no solía haber casi nadie. Tardamos casi media hora en atravesar The Narrows. Como muchas ciudades con buen emplazamiento natural, San Juan no tiene un puerto propiamente dicho. Atracamos prácticamente en el centro de la ciudad, en Harbour Drive, cerca de su intersección con la calle Clift’s-Baird’s Cove.

Monumento a los caidos en la Gran Guerra

Monumento a los caidos en la Gran Guerra.

Desembarcamos tan pronto como pudimos y nos dirigimos a nuestro primer destino, Signal Hill, dando un pequeño rodeo por Duckworth Street, una de las antiguas calles comerciales de San Juan. Un barrio tranquilo y agradable, como todo el centro de la ciudad, lleno de pintorescas casas de madera pintadas de los mas variados colores. De camino, bordeamos Harbourside Park, donde se encuentra el monumento a los caídos en la Gran Guerra. Nos llamó la atención la gran cantidad de coronas de flores que había a sus pies.

Un paseo por Signal Hill.

Poco después, llegamos al final de la calle, donde empieza Signal Hill Road, que conduce hasta lo alto de la colina. El comienzo está marcado por un cartel en el que, además de un plano, se puede encontrar información de los diversos lugares de interés. Pasamos mas de dos horas en Signal Hill, en lo que sin duda fue la mejor visita del día.

Regresamos a San Juan por el pintoresco barrio de The Battery. El nombre procede de una antigua batería de defensa costera allí ubicada. Además de por sus pintorescas casas y sus espléndidas vistas, el barrio es localmente famoso por sus avalanchas, la última de las cuales se produjo en 1959, causando cinco muertos. Avalanchas aparte, The Battery es un auténtico remanso de paz. Antiguamente era un barrio de pescadores, pero desde la moratoria en la pesca del bacalao, introducida en 1991, se ha convertido paulatinamente en una zona residencial cada vez mas cotizada.

The Narrows desde The Battery

The Narrows desde The Battery.

El largo paseo nos había abierto el apetito. Básicamente teníamos dos opciones: volver MS Rotterdam a comer o buscar algún local que nos sedujera. Llevábamos sin comer fuera del barco desde antes de zarpar en Rotterdam, por lo que nos decidimos por la segunda opción. Recorriendo el centro sin rumbo fijo, acabamos en George Street, donde había un ambiente increíble. Por una parte, muy divertido, por otra, había tal colapso que no conseguimos comer. Sin saberlo, nos habíamos metido de lleno en los prolegómenos del George Street Festival, uno de los principales acontecimientos musicales de Canadá.

Catedral anglicana de St. John's

Catedral anglicana de St. John’s.

Tras conseguir tomar algo en una zona mas tranquila, nuestra siguiente vista fue la catedral anglicana de San Juan Bautista. La iglesia fue fundada en 1699, pero el edificio actual se comenzó a construir en 1847. Poco después de su finalización, la iglesia ardió durante el gran incendio que destruyó buena parte de la ciudad en 1892. Al año siguiente se comenzó la reconstrucción, que estaba finalizada para 1905, aunque se siguieron restaurando vidrieras hasta mediados del siglo XX. De estilo neogótico, el templo nunca ha llegado a lucir el capitel de 46 metros con que se diseñó inicialmente.

Basílica - catedral de St. John's

Basílica – catedral de St. John’s.

Puestos a ver iglesias, decidimos acercarnos a la cercana catedral católica dedicada, como no, a San Juan Bautista. Edificada entre 1839 y 1855, su silueta destaca sobre el resto de edificios de San Juan, únicamente eclipsada por la mole de The Rooms, un polifacético complejo cultural inaugurado en 2005. La catedral católica (en realidad una basílica-catedral) está construida en estilo románico lombardo. Llegamos en plena misa, por lo que apenas pudimos entrar en la nave principal.

Casas de madera de St. John's

Casas de madera de St. John’s.

Lo que quedaba de tarde, lo pasamos recorriendo las tranquilas calles de San Juan, mientras contemplábamos su curiosa arquitectura. San Juan de Terranova es una de las ciudades mas antiguas de Norteamérica. Sus empinadas calles y sus coloridos edificios hacen que, en ocasiones, se la compare con San Francisco. Sin tener apenas edificios singulares que destaquen por si mismos, el conjunto de la zona antigua de la ciudad es bastante agradable. Quizá ayude que muchos edificios proceden de la misma época, justo tras el gran incendio de 1892, que destruyó la mayor parte de su casco histórico. Y decididamente ayuda el estricto código de edificación implementado por el ayuntamiento, de obligado cumplimiento en toda la zona central.

Esquina de Duckworth St. con Holloway St.

Esquina de Duckworth St. con Holloway St.

Regresamos al barco sobre las siete de la tarde, bastante cansados tanto del largo paseo como del incesante subir y bajar cuestas. San Juan nos pareció una ciudad bastante atractiva. A pesar de no tener grandes monumentos, tanto su ubicación como su entramado urbano hacen que recorrerla sea bastante agradable, especialmente si el tiempo acompaña. Además, era nuestra primera experiencia en Canadá, país del que nos llamó la atención la increíble amabilidad de sus habitantes. Todo se combinó para que San Juan de Terranova cumpliera con creces nuestras expectativas.

The Narrows

Monumento a los caídos

Signal Hill

The Battery

George Street

Catedral anglicana

Catedral católica

Algunos vínculos útiles:

El blog El Aprendiz de Viajero tiene una larga entrada sobre la ciudad: http://elaprendizdeviajero.com/san-juan-de-terranova/.

En WikiViajes se puede encontrar algo de información práctica: https://es.wikivoyage.org/wiki/San_Juan_de_Terranova.

En inglés, la página oficial de turismo de la provincia tiene una sección dedicada a su capital: https://www.newfoundlandlabrador.com/top-destinations/st-johns.

En el blog Landlopers se puede encontrar una entrada interesante sobre la ciudad: https://landlopers.com/2016/07/31/st-johns.

La ciudad tiene una página oficial, llena de información de todo tipo. Recomiendo visitar la sección dedicada a los visitantes (http://www.stjohns.ca/visiting-our-city/visitor-resources), así como la dedicada a la historia de la ciudad (http://www.stjohns.ca/living-st-johns/your-city/st-johns-history/history-st-johns).

En https://www.heritage.nf.ca/articles/politics/st-johns-fire-1892.php se puede profundizar sobre el gran incendio que destruyó la ciudad. De paso, se puede vagar algo por el resto de la web, que es un auténtico tesoro sobre la historia de la provincia canadiense de Terranova y Labrador.

En el interesante blog Hidden Newfoundland hay una entrada sobre el estado actual de las principales fortificaciones de The Narrows: http://www.hiddennewfoundland.ca/fort-amherst–chain-rock.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •