Zarpar en un crucero desde Rotterdam tenía varias ventajas. La mas obvia, darnos la oportunidad de visitar una ciudad que normalmente se deja un tanto de lado en cualquier visita a los Países Bajos. Además, la navegación río abajo hasta llegar a mar abierto nos permitiría ver el primer puerto de Europa y uno de los mayores del mundo. Por último, en un plano mas nostálgico, embarcábamos en Wilhelminapier, el histórico muelle desde el que, durante décadas, numerosos emigrantes europeos zarparon hacia América. Y en el que todavía se ubica la antigua sede de Holland America Line, la naviera con la que íbamos a navegar, que en sus orígenes se dedicaba a transportar emigrantes a través del Atlántico.

Tramo final del Nieuwe Waterweg

Tramo final del Nieuwe Waterweg.

Llegamos al aeropuerto de Schiphol tras un interesante vuelo, en cuya parte final pudimos disfrutar de una espléndida vista del intrincado delta formado por la desembocadura de los ríos Rin, Mosa y Escalda. En menos de 48 horas, íbamos a descender en barco por esa misma red fluvial. Desde el avión, vimos la parte exterior del enorme puerto de Rotterdam y el Maeslantkering, una enorme barrera que, en caso de necesidad, puede cerrar por completo el Nieuwe Waterweg, el canal artificial que es el brazo principal del delta. El Maeslantkering está considerada una de las mayores estructuras móviles construidas por el hombre pero, desde las alturas, daba la sensación de ser poco mas que un par de piezas de un juego de construcción abandonadas junto al río.

Erasmusbrug desde el hotel nhow Rotterdam

Erasmusbrug desde el hotel nhow Rotterdam.

El trayecto desde el aeropuerto a Rotterdam fue corto pero incómodo, pues el tren no tenía un lugar en el que dejar nuestro abultado equipaje. O, al menos, no fuimos capaces de encontrarlo. Tuvimos mas suerte con el hotel. Habíamos reservado una habitación con vistas al río en el nhow Rotterdam, un hotel de la cadena NH ubicado junto a la terminal de cruceros de Wilhelminapier, en la torre mas oriental del edificio De Rotterdam. El hotel era moderno y cómodo. La habitación, pequeña pero funcional, con una espléndida vista del centro de Rotterdam, al otro lado del Nieuwe Maas, y el esbelto Erasmusbrug a la derecha.

Edificios de Holand America Line y Montevideo

Edificios de Holand America Line y Montevideo.

Nuestra primera tarde fue bastante relajada. Dimos un paseo por Wilhelminapier, el muelle desde el que tradicionalmente zarpaban los transatlánticos durante la época dorada de la navegación transoceánica. La zona sufrió mucho durante la Segunda Guerra Mundial, quedando prácticamente arrasada. Tras décadas de abandono, se ha convertido en uno de los barrios mas dinámicos de Rotterdam, con numerosos edificios de aspecto vanguardista. Curiosamente, la antigua sede de Holland America Line sobrevivió a la destrucción y hoy se yergue como un pedazo vivo de historia en medio de tanta modernidad. Con la venta de la naviera a la norteamericana Carnival Cruise Line, la sede se trasladó a Seattle. Ahora el antiguo edificio es una mezcla de hotel, bar y restaurante, lleno de recuerdos de una de las navieras mas antiguas del mundo. Para cualquier aficionado a los barcos, merece la pena dar una vuelta por su planta baja y contemplar las fotografías y vitrinas, que contienen los objetos mas diversos. Desde un antiguo uniforme de capitán hasta un prospecto publicitario de principios del siglo pasado. Acabamos cenando en el restaurante informal de la planta baja. Sin ser nada memorable, la cena fue correcta.

Atardecer sobre el Erasmusbrug

Atardecer sobre el Erasmusbrug.

Cuando acabamos de cenar, se estaba poniendo el sol sobre la otra orilla del río. Habíamos pensado irnos directamente a dormir, pero la hermosa vista nos acabó encandilando y terminamos cruzando el Erasmusbrug en plena hora azul. El Aida Prima estaba atracado en la terminal de cruceros, justo al lado del hotel, formando un curioso conjunto con los modernos edificios que había a su espalda. Tras un breve paseo por los muelles de Willemskade, regresamos al hotel. El día siguiente era el único que íbamos a pasar completo en Rotterdam. Queríamos aprovecharlo.

Wilhelminapier

Algunos vínculos útiles:

En http://www.visitarotterdam.com hay una interesante página con información sobre la Rotterdam.

La página oficial de turismo de Holanda tiene una sección dedicada a Rotterdam: https://www.holland.com/es/turista/destinos/rotterdam.htm.

El blog Pasean2 tiene una larga y recomendable entrada sobre la ciudad: http://pasean2.com/un-paseo-por-rotterdam-holanda/.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •