Era nuestro último día en Dubai y el final de nuestro viaje. Disponíamos de dos o tres horas libres antes de salir hacia el aeropuerto. Demasiado tiempo para perderlo en el hotel sin hacer nada, pero demasiado poco para una excursión prolongada. Sobre la marcha, decidimos dar un paseo por la orilla de Dubai Creek, en dirección contraria a la que habíamos tomado el día anterior, hacia un lugar que, en el mapa, tenía el sugerente nombre de Dhow Wharfage, un término que se podría traducir como Muelles de los Dhow.

Pesqueros amarrados en Dubai Creek

Pesqueros amarrados en Dubai Creek.

Tras un comienzo poco prometedor, entre edificios modernos y zonas ajardinadas, nos dimos de bruces con los muelles, donde atracan la mayor parte de los dhows que siguen haciendo escala en Dubai. Habíamos visto algunos dhows el día anterior durante nuestro paseo por Deira, pero nada que ver con lo que teníamos delante. Cuatro dársenas consecutivas, repletas de los tradicionales barcos, se alineaban entre nosotros y el puente de Al Maktoum, a casi un kilómetro de distancia.

Dhows atracados en Dubai Creek

Dhows atracados en Dubai Creek.

Se usa el nombre genérico de dhow para referirse a diversas embarcaciones de vela que se utilizaban tradicionalmente en el Golfo Pérsico y el Océano Índico, principalmente para fines comerciales. Sus inconfundibles formas básicas han permanecido prácticamente inalteradas durante siglos, aunque ya casi no quedan dhows que naveguen a vela, pues su característico aparejo latino ha sido sustituido por motores. También van cambiando sus materiales de construcción, con los cascos de madera siendo cada vez mas frecuentemente reemplazados por otros de fibra de vidrio. A pesar de lo cual, ver un dhow es contemplar un pedazo de la historia marítima de la humanidad.

Barcos de pesca atracados en Dubai Creek

Barcos de pesca atracados en Dubai Creek.

Nada mas superar el flamante edificio de la Cámara de Comercio de Dubai, encontramos las primeras embarcaciones, aunque eran restaurantes flotantes, similares a los que habíamos visto el día anterior. Pero, solo unos metros mas allá, un gran número de barcos de pesca llenaba el primer muelle. Aparentemente construidos en fibra de vidrio, eran todos muy similares. Pero los toldos que protegían sus cubiertas del sol, la ropa tendida y los enseres personales desparramados por los lugares mas insólitos de los barcos, les daban carácter propio.

Mercancías en los muelles de Dubai Creek

Mercancías en los muelles de Dubai Creek.

En cualquier caso, era la zona mas ordenada de los muelles. Un poco mas adelante, donde atracan los barcos dedicados al comercio, todo parecía un caos, aunque por supuesto solo lo era para nuestros ojos profanos. Las aceras estaban repletas de montones variopintos de mercancías. Algunas eran fácilmente identificables, como los enormes televisores de pantalla plana de una conocida marca, que cargaban en uno de los dhows. Pero, la mayor parte de las veces, fuimos incapaces de averiguar qué podían contener los embalajes, generalmente rotulados en árabe. Las mercancías, cargadas a mano, se iban depositando en los lugares mas insospechados de los dhows. Algunas desparecían en la bodega, pero otras se amontonaban sobre el castillo de popa o en la cubierta principal. Incluso vimos algunos barcos en con los costados recrecidos mediante unas precarias estructuras provisionales, que permitían amontonar mas carga sobre cubierta.

Dhows de Dubai Creek

Dhows de Dubai Creek.

Un pequeño ejército de estibadores se afanaba en traspasar las mercancías, tanto entre los camiones y los muelles, como entre éstos y los dhows. Todo transcurría pausadamente, pero con una cadencia continua. De vez en cuando, alguien se detenía un momento al advertir nuestra presencia, mirándonos con curiosidad. Pero, tras unos segundos, reanudaba su lento pero constante ritmo de trabajo. Ningún tipo de barrera separaba los muelles de la vía pública, por lo que podíamos andar libremente por la zona, con la única precaución de no ser un estorbo para aquellos que estaban trabajando.

Los muelles de los dhows desde el puente Al Maktoum

Los muelles desde el puente Al Maktoum.

Al final de la cuarta dársena, llegamos a la zona de aduanas donde, por razones obvias, había una verja que impedía el paso. Aún nos sobraba algo de tiempo, por lo que decidimos bordearla para llegar hasta el puente Al Maktoum, que cruza sobre la ría de Dubai. El puente es una calzada doble, de seis carriles por sentido, con una pequeña acera protegida por un guardarraíl. Fue la parte menos agradable del paseo, pues los coches pasaban muy cerca y a gran velocidad, haciendo sonar el asfalto y las juntas de dilatación. Pero, ya que estábamos allí, decidimos llegar hasta el centro del puente. La vista mereció la pena. Los muelles, llenos de barcos de madera, en un aparente caos, contrastaban con el fondo de modernos edificios de acero y cristal.

Un dhow de madera en Dubai Creek

Un dhow de madera en Dubai Creek.

Estuvimos un rato contemplando la estampa, pero se acercaba la hora de volver al hotel. Regresamos por un camino mas directo, sin entrar en los muelles que separan las diversas dársenas. Junto a los dhows, seguía el lento pero incesante trasiego de mercancías. Pasamos frente a uno de ellos, con aspecto especialmente vetusto y cargado hasta arriba de mercancías. Desde lo alto de un montón de cajas, un muchacho nos seguía con la mirada. ¿Será su generación la última que navegue en barcos como los que, durante siglos, utilizaron sus antepasados?

GuardarGuardar

Muelles de los dhows

Puente Al Maktoum

Algunos vínculos útiles:

Es complicado encontrar información sobre el lugar. Se puede visitar la página de Emirates: https://www.emirates.com/es/spanish/destinations_offers/discoverdubai/sightseeingindubai/dhowwharfage.aspx, cuyo escaso contenido está reproducido en dos o tres sitios adicionales.

En inglés, la página de la National Maritime Historical Society de Nueva York tiene un interesantísimo artículo sobre el que quizá sea el último viaje en dhow a vela documentado. Se puede descargar en http://www.seahistory.org/assets/SH154-Dhows-16-20.pdf.

La web Nabataea.net tiene un largo artículo sobre la historia de los dhows: http://nabataea.net/ships.html.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •