Situado en un pequeño islote en el río Suir, el castillo de Cahir es uno de los mejor conservados de Irlanda. Quizás sea porque, tras un breve asedio en 1599 que causó grandes destrozos, sus ocupantes, viendo la inutilidad de sus defensas contra la artillería, se rindieron por dos veces consecutivas ante las tropas de Oliver Cromwell a mediados del siglo XVII, sin oponer ninguna resistencia. De este modo, evitaron una destrucción similar a la que sufrió la Roca de Cashell en las mismas guerras y, de paso, pudieron recuperar la posesión del castillo cuando volvió la paz.

Cahir

La construcción del castillo comenzó en 1142, aunque no se conservan restos anteriores al siglo XIII. Desde 1375 hasta 1961 perteneció a la familia Butler, de origen normando, quienes, excepto un breve periodo a finales del siglo XVIII, mantuvieron el castillo en bastante buen estado. Posteriormente, al morir su último propietario sin herederos, la República de Irlanda tomó posesión del castillo y lo convirtió en monumento nacional. El recinto ha sido restaurado en dos ocasiones. La primera en la década de 1840, seguida de otra realizada por el estado irlandés en los años 60 del siglo pasado. A pesar de ello el castillo conserva un aspecto bastante auténtico.

Rastrillo del castillo

Además de los patios interiores, se pueden recorrer numerosas estancias. Aunque apenas queda mobiliario, la visita permite apreciar la intrincada organización defensiva del castillo, lleno de troneras, saeteras, matacanes, etc. También se puede ver una reconstrucción del sistema de poleas que permitía subir el rastrillo de la puerta principal. Por último, se puede visitar un pequeño centro de interpretación, con alguna maqueta del castillo y paneles explicando su historia y el estilo de vida de sus moradores.

Exterior del castillo de Cahir

Independientemente de que se visite el recinto interior, es muy recomendable dar un paseo por el cuidado perímetro exterior del castillo, pues permite disfrutar de un entorno bucólico a la vez que atractivo. El juego de luces entre el río, en cuyas aguas suele haber patos y cisnes, la abundante vegetación y los muros de piedra del castillo es realmente hermoso. Para mi, fue la parte mas agradable de la visita.

Vínculos de interés:

El castillo de Cahir (en español): http://sobreirlanda.com/2009/02/12/el-castillo-de-cahir-en-tipperary/

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •