San Polo es el sestiere más pequeño de Venecia. Ubicado en el centro geográfico de la ciudad, también es, junto con San Marco, el más antiguo. Se sabe que estuvo habitado al menos desde el siglo X. En 1181 se construyó en su extremo oriental el primer puente sobre el Gran Canal, predecesor del actual Puente de Rialto que, desde 1591, ofrece una de las estampas más icónicas de Venecia. Y, como no podía ser menos, de las más visitadas. Pero, en mi humilde opinión, el lugar más interesante de San Polo se encuentra poco más de quinientos metros al oeste de Rialto, justo en el extremo sudoccidental del sestiere. Sin ser un lugar especialmente tranquilo, como ciertas partes de Cannaregio o Giudecca, ni con mucho alcanza el nivel de masificación de otras partes de la ciudad. Y, sin duda, es una de las visitas obligadas en Venecia.

Séptum de Pietro Lombardo

Séptum de Pietro Lombardo.

Entramos a San Polo desde el norte, tras un tranquilo paseo por las fondamente que bordean el canal de Río Marin. Un breve recorrido por la calle de l’Ogio nos llevó frente a la Scuola Grande di San Giovanni Evangelista, la antigua sede de una de las cofradías más importantes de Venecia. Fundada en 1261, su época de esplendor comenzó en 1369, tras recibir en donación un fragmento de la Vera Cruz. Por desgracia, visitar la Scuola es complicado. Sus salones se utilizan para todo tipo de eventos y solo es posible recorrerlos durante aquellos días en los que no hay ninguno programado. Nos tuvimos que conformar con contemplar el hermoso «séptum» de mármol, obra de Pietro Lombardo, que da acceso a su patio delantero.

Santa María dei Frari

Santa María dei Frari.

Pero nuestro objetivo estaba algo más al sur: la impresionante basílica de Santa María dei Frari. Los franciscanos levantaron una primera iglesia en el lugar a principios del siglo XIII. Pronto se quedó pequeña y fue reemplazada en 1250 por un templo mayor. Que de nuevo se mostró insuficiente, por lo que en 1330 se comenzó la construcción de la iglesia actual. Curiosamente, se siguió utilizando el edificio anterior, mientras crecía la obra del nuevo, mucho más grande. Ambos edificios convivieron hasta una fecha indeterminada, en torno a 1428, cuando se sabe que el segundo templo había sido demolido. La actual iglesia fue consagrada en 1492, adquiriendo el rango de basílica menor en 1926.

Altar Mayor, con L'Assunta, de Tiziano

Altar Mayor, con L’Assunta, de Tiziano.

Pese a sus grandes dimensiones, el exterior de Santa María dei Frari no parece gran cosa. Una fachada de ladrillo visto, con unos cuantos ornamentos góticos como único adorno. No hay que dejarse engañar. Su interior ofrece una de las mayores concentraciones de arte de Venecia, con obras de una veintena de artistas, entre los que destacan Donatello y Tiziano. También es impresionante el número de monumentos funerarios, en los que obispos y dogos se alternan con Tiziano y Monteverdi. Así como el coro, del siglo XV, que aun conserva su magnífica sillería original de madera labrada.

Claustro de la Trinidad

Claustro de la Trinidad.

Además de la iglesia, es posible recorrer la sacristía, el claustro de la Trinidad y la antigua sala capitular. Una visita rápida al conjunto llevará un mínimo de una hora. Una más detallada puede durar el día completo. Salimos de Santa María dei Frari un tanto abrumados por la cantidad de arte que contemplamos en su interior. A pesar de lo cual, es un lugar relativamente tranquilo, muy alejado de las colas y aglomeraciones de San Marco.

Interior de San Rocco

Interior de San Rocco.

Justo tras el ábside de Santa María dei Frari está el Campo de San Rocco, nuestro siguiente destino. Según llegábamos al campo, nos llamó la atención la música que surgía del menos importante de los dos edificios que alberga: la iglesia de San Roque. Era el ensayo para el concierto vespertino, que nos impidió contemplar la iglesia plenamente, pues una parte de ella estaba vedada al público. Por contra, pudimos sentarnos en sus bancos y disfrutar de una relajante pausa, que nos permitió reponer fuerzas, mientras escuchábamos la música y apreciábamos las obras de Tintoretto en el presbiterio. La iglesia, construida a finales del siglo XV, fue ampliamente reformada en el XVIII, cuando se edificó su fachada barroca.

Sala Terrena

Sala Terrena.

Más descansados, nos encaminamos a uno de los edificios más impresionantes de Venecia, la Scuola Grande di San Rocco. La cofradía se fundó en 1478, aunque su momento de mayor esplendor llegó en el siglo XVI. La antigua Scuola (el edificio hoy conocido como Scoletta) quedaba pequeño para la próspera cofradía, que en 1517 comenzó la construcción de una nueva sede. La obra finalizó en 1560, con la sucesiva participación de cuatro arquitectos: Pietro Bon, Sante Lombardo, Antonio Scarpagnino y Giangiacomo de’ Grigi. El resultado fue un hermoso edificio renacentista, que en cualquier caso queda totalmente eclipsado por el tesoro que esconde en su interior.

Sala Capitular

Sala Capitular.

Apenas cuatro años tras la finalización del edificio, se encargó a Tintoretto la decoración de sus principales salas. El artista empleó 24 años en crear un conjunto pictórico de unas proporciones asombrosas. La Sala Terrena, en la planta baja, contiene ocho lienzos, algunos de ellos de grandes proporciones, pintados entre 1583 y 1587. Apenas es un aperitivo para lo que espera al visitante tras ascender por la monumental escalera, diseñada por Scarpagnino. La Sala Capitular alberga nada menos que 34 obras de Tintoretto, que se reparten entre el techo y las paredes. El conjunto, complementado con la sillería de madera que cubre la parte baja de las paredes y el elaborado suelo de mármol, es apabullante. Al entrar por primera vez, cuesta centrar la mirada en una obra concreta. Tanto la vista como la mente tardan en acostumbrarse a la impresionante carga visual. Es uno de esos lugares a los que ninguna fotografía puede hacer justicia. Las sensaciones que trasmite estar completamente inmerso en una obra de arte de tal magnitud, solo pueden vivirse en primera persona.

Crucifixión

Crucifixión.

La visita no ha terminado. Aún queda la más reducida, pero igualmente interesante, Sala dell’Albergo. Tintoretto la decoró con otras 23 obras, entre las que destaca una impresionante Crucifixión. El lienzo, con unas dimensiones que superan los doce metros de ancho y los cinco de altura, cubre toda la pared frente a la entrada. En total, el genial artista realizó 65 cuadros para el edificio de la Scuola, además de otros seis para la iglesia. El mismo Tintoretto pareció sucumbir al embrujo de tan magna obra, relegando a segundo plano otros encargos de importancia. Incluso aceptó recibir una remuneración inferior a la que le correspondía por su talla artística, con tal de poder completar el conjunto.

Si habíamos salido de Santa María dei Frari abrumados, cuando terminó nuestro recorrido por la Scuola Grande di San Rocco estábamos aturdidos. Tanto que nos desorientamos. Tardamos un rato en ubicarnos y ser capaces de seguir nuestro itinerario, camino del sestiere de Dorsoduro, donde nos esperaba nuestra siguiente visita: Ca’ Rezzonico.

Scuola Grande di San Giovanni Evangelista

Santa María dei Frari

Iglesia de San Roque

Scuola Grande di San Rocco

Algunos vínculos útiles:

Muy interesante, como siempre, la entrada sobre Santa María Gloriosa dei Frari del blog Viajar con el Arte, en http://viajarconelarte.blogspot.com/2013/03/venecia-infinita-vi-santa-maria_10.html, que en este caso se complementa con otra sobre los monumentos fúnebres de la abadía, en http://viajarconelarte.blogspot.com/2013/03/venecia-infinita-vi-santa-maria.html.

La Wikipedia tiene una buena entrada sobre la Scuola Grande di San Rocco: https://es.wikipedia.org/wiki/Scuola_Grande_di_San_Rocco.

A quien quiera profundizar en Tintoretto, le recomiendo una interesante entrada del blog Raras Artes: http://rarasartes.com/venecia-hierve-de-exposiciones-dedicadas-a-tintoretto-en-su-quinto-centenario/.

En inglés, la web de la Scuola Grande San Giovanni Evangelista está en https://www.scuolasangiovanni.it/en/.

Santa María dei Frari tiene una página web oficial en https://www.basilicadeifrari.it/en/.

La página de la Scuola Grande di San Rocco se puede encontrar en http://www.scuolagrandesanrocco.org/home-en/.

  •  
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •