Yo nací en la prehistoria. Pasé buena parte de mi vida en un mundo en el que no había Internet ni teléfonos móviles. Aquello tenía su encanto. Salías de casa, o del trabajo, y estabas totalmente ilocalizable. Ibas de viaje y, aun teniendo buen sentido de la orientación, siempre tenías la posibilidad de perderte. Cuando salías de tu residencia habitual, la mayor parte del tiempo solo tenías una idea aproximada de tu ubicación. Y a veces ni eso.

Pero los tiempos cambian. Hoy en día, además de estar continuamente conectados, casi todos llevamos permanentemente un geolocalizador a cuestas. Como todo en esta vida, esto tiene sus pros y sus contras. El principal inconveniente es la total pérdida de privacidad. El gobierno, el fabricante de tu móvil, la operadora de telecomunicaciones o el creador del sistema operativo, pueden saber tu localización, prácticamente en tiempo real. El que tenga curiosidad por el tema, puede leer este interesante artículo, traducido al español, de la Electronic Frontier Foundation.

Así que, puestos a perder la privacidad, ¿porqué no sacar partido a la geolocalización? Tanto iOS como Android ofrecen la posibilidad de visualizar los itinerarios recorridos, asumiendo que has llevado el teléfono a cuestas (¿hay alguien que no lo haga?). Pero, como suele ser habitual, la opción por defecto se queda un tanto corta, por lo que decidí buscar alguna aplicación algo mas potente y sobre la que pudiera tener un cierto control.

Tras explorar varias opciones, me decidí por Moves. La aplicación, existente para iOS y Android, es totalmente gratuita. Una vez instalada y registrada una cuenta, se pueden configurar diversos parámetros, como prioridad del seguimiento, lugares de trabajo, etc. En función de la información introducida, el programa te muestra diversas informaciones, como el tiempo empleado en desplazamientos, la distancia caminada, calorías consumidas, etc. Y de todo ello se puede ver un histórico, que se almacena en el teléfono móvil.

Pero, para mi, la parte mas interesante es la posibilidad de «rebobinar» y ver tanto los lugares visitados como los itinerarios recorridos. Puedes consultar el tiempo empleado en cada lugar, o en los desplazamientos. También te indica, con relativo acierto, los nombres de los lugares visitados. Si tienes especial interés en guardar alguno, puedes seleccionarlo de una lista de lugares próximos, o introducir un nombre manualmente. También ofrece la posibilidad de ver el itinerario recorrido. Aunque el seguimiento no es cien por cien fiable, es lo suficientemente bueno como para hacerte una idea de las calles o carreteras por las que has transitado.

Como todo programa, Moves tiene varios inconvenientes. Quizás el principal sea el aumento en el consumo de batería. Aunque, al menos en el caso del iPhone, desde la incorporación del chip M7 este problema se ha reducido drásticamente. Otro es el de la fiabilidad. En determinados momentos, como en un viaje en metro, el teléfono se puede «perder», por lo que habrá un hueco en el registro. La situación puede ser peor en un barco, pues si el móvil pierde la señal de GPS, pero en cambio está conectado a una wifi, puede acabar deduciendo que está en un lugar totalmente erróneo. Me ocurrió con frecuencia en el viaje en el Norwegian Epic, durante el cual el teléfono se empeñaba en «trasladarme» a Barcelona cada vez que no encontraba señal de GPS. Es otro problema que, al menos en parte, parece haberse solucionado con posterioridad. Por último, en los cascos históricos de las ciudades, con callejuelas estrechas y a veces muy juntas, puede pasar que el programa piense que está en una calle equivocada. En cualquier caso, son problemas menores, que en su mayor parte van mejorando con el tiempo.

Otro inconveniente, esta vez a la hora de visualizar los datos, es la propia pantalla del teléfono. Por mucho que hayan crecido en estos últimos años, evidentemente no pueden competir con el monitor de un ordenador. Intentar visualizar los itinerarios, sobre todo para tener visión de conjunto, en una pantalla de teléfono puede ser todo un martirio. Afortunadamente, otra de las virtudes de Moves es la posibilidad de enlazar el programa con aplicaciones externas, que permiten analizar y visualizar la información de múltiples formas. Mi favorita es MOVE-O-SCOPE, una interesante aplicación web que permite visualizar, de forma muy atractiva, la información de Moves. Tiene diversos filtros, que funcionan con bastante rapidez. El único defecto que veo a la aplicación es el mapa. Los colores oscuros que utiliza son muy atractivos pero, sobre todo si se intenta ver información detallada, como nombres de calles, tiene poco contraste y dificulta la visualización. Sería perfecto poder escoger un tipo de mapa alternativo.

Por contra, Resvan muestra el mapa de Google con los colores normales. Pero lo que gana en claridad del mapa lo pierde en la visualización de datos. Únicamente muestra lineas de un color. Además, es una aplicación bastante lenta. Cualquier cambio en el rango de fechas dejará el mapa congelado durante varios segundos. Visits tiene una interface muy interesante, con una bonita visualización de los datos. Pero es complicado escoger un rango concreto de fechas y, lo que es peor, únicamente muestra puntos visitados, no los desplazamientos. Por último, la propia aplicación Moves ofrece la posibilidad de exportar los datos para su análisis con alguna aplicación externa. La opción se tiene que realizar directamente desde el ordenador, en la dirección moves-app.com/export. Una vez nos hayamos autentificado, veremos la opción de exportar los datos, con lo que descargaremos en nuestro ordenador un fichero .zip con la información en varios formatos (JSON, GeoJSON, GeoRSS, CSV, KML, KML GE, GPX e ICS). En teoría, esto permite visualizar la información en innumerables aplicaciones. Por desgracia, la cantidad de puntos exportados es claramente insuficiente para crear un mapa utilizable.

En la siguiente galería se puede ver el resultado conseguido con los distintos visualizadores:

En resumen, y pese a ciertas limitaciones, una herramienta muy interesante, que nos permitirá rememorar los itinerarios recorridos durante nuestros viajes.

Un último comentario (mas bien un ruego). Si algún lector conoce alguna aplicación o página web que considere interesante para poder visualizar cualquiera de los formatos generados por Moves, o ha probado alguna aplicación conectada diferente de las que he comentado, agradecería que compartiera con  nosotros sus experiencias.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •