El castillo de Urquhart, de gran importancia histórica, hoy es poco mas que un grupo de ruinas (aunque muy cuidadas) junto al lago Ness. Tras múltiples vicisitudes, fue destruido a finales del siglo XVII, durante las luchas civiles entre los Jacobitas y los partidarios de Guillermo de Orange. Estos últimos, ante la imposibilidad de defender el castillo, prefirieron destruir la puerta principal para evitar que lo pudieran utilizar sus enemigos. A partir de ese momento, el castillo quedó abandonado y se fue deteriorando por el paso del tiempo y los sucesivos expolios.

Castillo de Urquhart

Castillo de Urquhart.

Además de las ruinas del castillo, hay un centro de visitantes, en el que se pueden ver algunos objetos recuperados de entre sus ruinas, paneles explicativos y varias maquetas que muestran su evolución a través de los siglos. También se puede ver una réplica a tamaño real de un trabuquete, un tipo de catapulta para lanzar piedras.

Lago Ness

Lago Ness desde el castillo.

Las ruinas tiene un encanto especial, pero sin duda lo mejor del castillo es su ubicación. Rodeado por la lago Ness en dos costados, ofrece unas magníficas vistas del mismo. Es una visita prácticamente obligatoria en la zona, por lo que suele haber bastante gente. En cualquier caso, el recinto es lo suficientemente grande como para que sea perfectamente posible encontrar un lugar tranquilo, desde el que disfrutar del lugar. Sentarte junto a las ruinas del castillo, contemplando el lago Ness desdibujarse a lo lejos entre las nubes de lluvia, mientras sientes en tu cara las ráfagas de viento frío y cargado de humedad es disfrutar de Escocia en estado puro.

GuardarGuardar

Castillo de Urquhart

Algunos vínculos útiles:

La página en español de la Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Urquhart) es bastante pobre. Mucho mejor la de lengua inglesa: https://en.wikipedia.org/wiki/Urquhart_Castle

Página de Urquhart castle (en inglés): https://www.historicenvironment.scot/visit-a-place/places/urquhart-castle/

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •